Una joven de 23 años murió por un fallo de paracaídas a 1.000 metros de altura

Spread the love

Romane Hourcastagnou es la joven de 23 años de edad identificada del incidente; murió después de saltar de una avioneta a 1.000 metros de altura, después de que el paracaídas fallara y no abriera.

Las autoridades de Estrasburgo en Francia, donde sucedió la tragedia, se encuentran investigando lo ocurrido, si el equipo de Romane fue alterado o en realidad fue un accidente, pues se lanzó junto a diez personas más que intentaron auxiliarla, sin embargo, los esfuerzos resultaron en vano.

Medios locales aseguran que el drama sucedió el pasado viernes 6 de mayo. Además, detallaron que la joven tenía cien saltos realizados pero fue víctima de un terrible incidente técnico.

“Soltó su primario, y luego el conducto secundario, como se abrió a la mitad, por lo que no cayó como una caída recta. Era como 50 % de tolva, como un sacacorchos”, sostuvieron informantes del caso.

YouTube
Instagram
WhatsApp