Almacén de Cartagena fue sellado luego de que echaran a una mujer con su hijo en brazos

2 min de lectura
Spread the love

Dos patrulleros de la Policía sacaron esposada a una mujer que –en compañía de sus dos hijos menores, uno de ellos de brazos– acudió a una tienda de Jon Sonen de Cartagena para reclamar su liquidación laboral. Como consecuencia, la tienda fue sellada temporalmente por el Ministerio de Trabajo al considerar que hubo una vulneración a los derechos laborales.

“No me quites a mi niña. Hijo, grábame cómo me sacan de la tienda porque me deben dos millones de pesos. Me deben más de dos millones de pesos hace dos años y no me quieren cancelar. Llamaron a la Policía y aquí me sacaron esposada”, dice Norelys Álvarez Sarmiento mientras su hijo de ocho años la graba.

Con la apertura de la indagación preliminar, el Ministerio Público busca verificar la ocurrencia de la conducta, determinar si es constitutiva de falta disciplinaria, identificar a los agentes comprometidos en la aparente situación irregular y establecer si se ha actuado al amparo de una causal de exclusión de la responsabilidad disciplinaria.

Sellaron la tienda del suceso

Debido a esto, y a las múltiples quejas de la opinión pública e incluso del presidente Gustavo Petro, Edwin Palma Egea, viceministro de Relaciones Laborales dentro del Ministerio del Trabajo, el local Jon Sonen fue sellado temporalmente. 

“Los inspectores de la Dirección Territorial Bolívar encontraron que a sus empleados no les pagaban la seguridad social, claramente es una violación a los derechos laborales, por lo cual fue sellado temporalmente este almacén”, aseguró la ministra de Trabajo Gloria Inés Ramírez.

Norelys Álvarez añadió en su denuncia que en medio del caso hay 2 de 3 tutelas falladas a su favor y que, pese a eso, todavía no ha visto el desembolso de una deuda que ahora está en 4.600.000 pesos.

YouTube
Instagram
WhatsApp